RESET ATM
 

Reset ATM

Relaja la mandíbula, mejora el cuerpo

Este método sensorial y bioenergético, fue creado por el experto kinesiológico australiano Philip Rafferty en 1992. Su objetivo es el de equilibrar la articulación temporo mandibular, liberar de forma segura y fácil la tensión de los principales músculos de la mandíbula para poder recuperar función y reducir o eliminar las molestias y dolores.

¿Hasta que punto somos conscientes de cómo la Articulación Temporo Mandibular influye en todo el cuerpo de forma global incluyendo el esqueleto, los músculos, los nervios, el sistema de meridianos y los líquidos corporales?

Al relajar los músculos de la mandíbula conseguimos que la ATM se coloque de manera adecuada, la técnica utilizada consigue también una relajación general, de esta manera las personas con tendencia a estar tensas, se relajarán y descansarán mejor consiguiendo un descanso placentero.

A continuación podéis observar algunas de las manifestaciones que nos pueden acercar a pensar en un desequilibrio en la ATM y también posibles causas.

 

Indicadores de desequilibrio en la ATM

Os describimos a continuación algunos de los posibles signos que Philip Rafferty ha constatado en su dilatada experiencia, con tal de hacernos una idea de las diferentes circunstancias en las cuales se aplica el método RESET-ATM.

  • Incapacidad de abrir o cerrar la boca completa o parcialmente
  • Dolor de mandíbula.
  • Dificultad, ruido o dolor al masticar, cerrar, abrir o mover la mandíbula de lado.
  • Sensaciones anormales en el movimiento de la mandíbula.
  • Chirrido o apretado de dientes.
  • Mala oclusión.
  • Desviación al abrir o cerrar la mandíbula.
  • Articulaciones de la mandíbula sensibles al tacto.
  • Bruxismo.
  • Dificultades de aprendizaje.
  • Hombros tensos.
  • Presión en los oídos
  • Tinnitus.
  • Mareo.
  • Migrañas.
  • Dolor de cabeza.
  • Desgaste o rotura de los dientes.
  • Dolor de muelas.

Causas de desequilibrio de la ATM

Os describimos a continuación algunas de las posibles causas que  Philip Rafferty ha constatado a lo largo de su dilatada experiencia que nos pueden haber llegado a un desequilibrio de la articulación temporo mandibular y en los cuales el método es de gran ayuda:

  • Traumatismo o lesión directamente en la mandíbula: fracturas del cóndilo, de los ligamientos, lesiones de los músculos…
  • Traumatismos craneales o cervicales: golpes en la cabeza, latigazo cervical. A menudo como consecuencia de caídas, accidentes de coche o simplemente frenazos bruscos.
  • Estrés: el emocional, el relacionado con el tipo de actividad profesional, postural…
  • Trabajo dental:
    • A raíz de mantener la mandíbula abierta durante demasiado tiempo.
    • O como consecuencia de esfuerzos inadecuados durante la extracción de dientes.
    • Deficiente oclusión, mordida desequilibrada
    • Desequilibrios estructurales del paladar.

Metodología

La sesión para el reequilibrio de la ATM dura unos 50 minutos, no obstante siempre dedicamos un tiempo antes de aplicar la técnica propiamente dicha, para hablar acerca del estado actual del paciente y valorar las sintomatologías.
Al finalizar la primera sesión valoramos ya, pues los cambios ya son notables, las sensaciones del paciente.
La segunda  aplicación debe realizarse justo al cabo de una semana. Valoraremos al iniciar como ha evolucionado la reequilibración anterior, el estado actual y, al terminar como hemos mejorado.
A partir de aquí es el paciente el que marca la periodicidad y la continuidad de la terapia en función del mantenimiento de la mejoría y, si debido a las circunstancias personales observamos con el tiempo que necesitamos una reequilibración de nuevo.

Google+