Reflexología podal

La reflexología podal que realizo, tiene como objetivo relajar a la persona antes de una sesión energética o bien durante una charla de coaching.

El contacto físico con el paciente proporciona relajación y esta permite profundizar más tanto en la terapia psicológica como posteriormente en la energética.

También, cómo no! se puede solicitar sólo sesión de reflexología podal para tratar contracturas, dolores de cabeza, o simplemente por el gustazo de relajarse, la sensación al terminar… vamos a llamarlo muy placentera por si lo leen niños.

Con la reflexo podemos aliviar y mejorar significativamente ciertas patologías, siendo una terapia muy efectiva como terapia complementaria.

David Roiget

Poco más queda por decir, una sesión de reflexología podal tiene sí, todo ese abanico de beneficios que os ha contado David.

¿Qué añadiría?
Pues tan solo comentaros que la guinda al pastel en una reflexo es el uso de la aromaterapia, ya en mis consultas de flores de Bach y en los masajes a bebes me apoyo por tanto que nos aporta.

Recibir un buen masaje en la planta de los pies dejando que la piel absorba la relajante calma que, entre otras, encontramos en las esencias de azahar, mandarina, bergamota, ylang-ylang o de lavanda (no en vano llamada la panacea universal), es dejar que poco a poco, sutilmente, las esencias utilizadas recorran todo tu cuerpo hasta llegar a tu mente.

La elección de las esencias va a depender de qué debamos aliviar en esa sesión, de qué necesita en ese momento nuestro paciente: relajar cuerpo y mente, descongestionar el sistema circulatorio, aliviar dolores musculares y reumáticos, estimular el sistema inmunológico y respiratorio (bronquitis, anginas, gripes,…)

En fin, como veis para mí la “aroma-reflexo” ( como me gusta llamarla) es una técnica magnífica para ayudar a aliviar patologías físicas y por supuesto siempre las emocionales. Coincido en utilizarla como terapia exclusiva o como complemento dentro de una consulta de Flores de Bach por sus múltiples y conocidos beneficios.

Maite Puig

Google+