David Roiget

Personal Coach

Terapeuta energético

Especializado en:

Especializado en:

MÉTODO

Mi metodología de trabajo está basada en los conocimientos adquiridos con las diferentes terapias, todas ellas fusionadas con la armonía que nos proporciona la meditación, el coaching y la experiencia que aportan las personas que día a día me enriquecen.

Somos creadores, así nos lo determina la ley de la atracción… pero… ¿quién cree en sí mismo cuando la vida nos enseña su parte más amarga?, ¿quién confía en sí mismo cuando nada es como piensa que se merece?

TERAPIA

Conectar con nuestra esencia, nuestra esencia interior, la búsqueda del desarrollo integral, a nivel físico, mental, emocional, espiritual… es un paso básico para quienes te proponemos nuevos enfoques terapéuticos.
Para encontrar las causas de cualquier malestar, o de los naturales bloqueos causados por el estrés, o aquellas patologías directamente conectadas con la somatización de procesos emocionales, es necesario estimular el proceso de sanación natural de cada individuo, que le permitirá abrirse a la vida de una manera más saludable, más armoniosa, más positiva.

En las terapias integrales, debemos tener una implicación absoluta, pues para mejorar tenemos que soltar nuestros miedos y aprender a aceptar y redirigir nuestro sentir, nuestro hablar, nuestro pensar. La Trinidad une estos tres sentidos y sólo así somos capaces de adquirir la conciencia de unir nuestros yo y aceptar el camino que como seres hemos decidido vivir en la tierra.

Un gran amigo me dijo un día: “¡Estamos en acuerdo en que estamos en desacuerdo!”, esta es una frase que muestra la actitud para con nuestro respetar y ser respetado.”

Molte llum!

REIKI… Descripción de la técnica

Reiki, Sanergía…técnicas diferentes con una misma base. Recoger la energía del “universo”, canalizarla y poder con ella ayudar en el reequilibrio de nuestro ser.

En la terapia energética que aplico, se conjuntan ambas técnicas, más la aportación propia que la vida me ha proporcionado.

Nuestra persona dispone de un cerebro donde hay, entre otras, dos partes fundamentales para mi terapia: la emocional y la racional.

Si vivimos de una manera sólo emocional…las ostias que recibimos, “perdón por la expresión” (díganle golpes o decepciones si lo prefieren, pero cuando llegan… son ostias y…) son tremendas.
Si por el contrario, vivimos nuestra vida con sólo la parte racional, nos olvidamos de los más importante…Vivir y sentir!!!

Empezaremos pues la sesión energética, con la intención de equilibrar al máximo posible ambos hemisferios del cerebro y así afrontar las circunstancias pudiendo… sentir, pensar, actuar.

Nos centraremos en el tercer ojo, es decir, estimular la percepción, prestar más atención a las señales “casualidades” de nuestro día a día. A menudo, entramos en una dinámica de vida en la que no prestamos atención a como la podemos mejorar y a bien seguro si estuviéramos con la mente más relajada y abierta, sería posible el percibir como con sensibles cambios, conseguiríamos mayor calidad.

Seguiremos, en la primera sesión, por los diferentes chacras para desbloquearlos y, en las posteriores para aportarles la máxima energía posible que luego ellos repartirán por todo nuestro cuerpo.

Si estamos tratando a personas con dolencias físicas o enfermedades, la imposición de manos se realizaría también en la zona afectada. Cabe hacer referencia, que tanto en la técnica del reiki, como con la sanergía el terapeuta no toca físicamente al paciente, en cambio en la terapia que yo realizó, es imprescindible el contacto entre las manos y la parte del cuerpo a tratar.

Para una buena terapia energética, se deben realizar tres sesiones mínimo. A partir de la tercera sesión es el paciente quien decide cada cuanto cree que lo necesita en función de su vida diaria… trabajo, situaciones familiares, económicas, etc…

Google+